Mensaje del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados en ocasión del 25 de Noviembre: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer





Durante mi visita a Kivi Norte, me impresionó oír las historias terribles de las mujeres que conocí que habían sobrevivido de la violencia sexual basada en género. Habiendo ya vivido varios horrores del conflicto en el Este de la República Democrática del Congo, sus tragedias personales se agravaban con esta terrible cicatriz, la de tener que vivir con miedo constante de ataques repetidos y represalias y, en algunos casos, debido al ostracismo de sus familias y comunidades. Esto es inaceptable.


La violencia sexual basada en género es un flagelo mayor que continúa afectando a muchas personas de interés del ACNUR, especialmente a mujeres y niñas. Por ello, la prevención y la respuesta a la violencia sexual basada en género merecen nuestra más urgente y particular atención. La campaña anual de "16 días de activismo contra la violencia basada en género" que ha empezado el 25 de noviembre con el Día internacional de eliminación de violencia contra la mujer, y que termina el 10 de diciembre con el Día internacional de los Derechos Humanos, nos provee una oportunidad para sensibilizar sobre este agudo problema global.

Al respecto, se han dado algunos pasos positivos. El 2008 fue testigo de otro hito a nivel internacional: con la adopción unánime de la Resolución 1820 en junio de este año, el Consejo de Seguridad reconoció por primera vez en la historia a la violencia sexual como un tema de seguridad en sí mismo. La prevención de y la respuesta hacia la violencia sexual no permanecen más en el nivel de una aspiración sino en el de una obligación.

En ACNUR, he destinado USD 1.5 millones en 2008 para proyectos especiales en 14 países para fortalecer nuestros esfuerzos existentes a fin de prevenir y responder ante la violencia sexual basada en género. En Bangladesh, se instalaron luces de energía solar en las calles para que las mujeres y niñas refugiadas caminen seguras por la noche. En Venezuela, Uganda y Kenia está en curso la promoción de actividades deportivas con adolescentes. Mientras que en Egipto se han establecido el cuidado y apoyo hacia menores no acompañados o separados de su familia que podrían enfrentarse al riesgo de la violencia sexual basada en género. A la hora de asegurar la seguridad física de las mujeres y niñas refugiadas estas medidas podrán parecer pequeñas pero son pre-requisitos para la realización de todos los otros derechos en este aspecto.

A la luz del 60 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la temática de "16 Días de Activismo" subraya el hecho de que la Violencia Sexual Basada en Género constituye una violación mayor de derechos humanos. Derechos Humanos para las mujeres y Derechos Humanos para todos: 60 años de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Durante los próximos 60 días, las oficinas de ACNUR alrededor del mundo estarán organizando eventos y actividades para sensibilizar y demostrar su compromiso con la eliminación de la violencia sexual basada en género. En la sede, el Alto Comisionado Adjunto inició ayer la acción "Manos unidas en contra de la violencia". Las manos de funcionarios de ACNUR se estamparán sobre banners que se exhibirán en el atrio, como un compromiso contra la violencia sexual basada en género. Otras presentaciones, debates y proyección de documentales tendrán lugar durante los 16 Días de Activismo, cubriendo temas sobres estrategias prácticas de prevención relacionadas con la violencia sexual basada en género, la violencia doméstica, la trata de personas, la agresión masculina y los fuertes vínculos entre la violencia sexual basada en género y los derechos humanos. A fin de tratar el tema de las mutilaciones femeninas, también, expondremos en el atrio una muestra de un proyecto artístico de Artistas Unidos contra las Mutilaciones Femeninas. Para dar énfasis al importante rol que los hombres deberían desarrollar en la prevención de la violencia sexual basada en género, hemos solicitado a los hombres del staff a que sean embajadores durante los 16 Días de Activismo y luzcan un moño blanco (como símbolo de los esfuerzos de hombres y niños de eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas), además de asistir a varios eventos previstos en la Sede. Para más detalles del programa de los 16 Días de Activismo en la Sede, por favor ver el volante adjunto.

Espero contar con su participación en esta importante campaña.

António Guterres



No hay comentarios:

Publicar un comentario